[ Pobierz całość w formacie PDF ]

Paisley, su lengua azotando un apretado pezón rosa. Ella se
removió y gritó, su reacción tan bonita que an incrementó ms
la excitación de Brant. Ella era perfecta para ellos. Tan
receptiva y deseosa de ms.
Una de las piernas de ella se apoyó encima del hombro
de Ace y se enroscó por su espalda.
 Tan bueno  dijo ella ahogadamente, su respiración
entrecortada.
Seth la fue besando desde el hombro. Juguetonamente,
sus dedos le dibujaron crculos en el ombligo mientras su boca
se encaminaba al pecho.
Era tan hermoso, los cuatro movindose en perfecta
armona. Despus de un momento, Ace levantó la cabeza
para mirar a Brant con una ceja levantada. Brant asintió y
sonrió indicndole que todo iba bien. Ace siempre se
preocupaba por l, cuando eran vecinos y luego amantes.
Cuando haban sido compaeros de habitación en la
Universidad de Michigan Oeste, cada uno estudiando
diferentes programas de agricultura; l siempre haba estado
pendiente de Brant. Ace era su amante, su protector, su
socio y su amigo, y pronto Dios mediante, l sera un tercero
en un matrimonio triangular con Paisley. Su marido. El marido
de Paisley.
54
Letras de Corazón
Yendo hacia adelante, Brant se sacó la ropa y se
arrodilló detrs de Ace, levantando la otra pierna de Paisley
para que descansara en el hombro de aqul tambin. Le
acarició la pantorrilla, detrs de la rodilla, su muslo, mientras
se apoyaba en el hombro de Ace. Sus dientes se hundieron
ligeramente en esos msculos, marcando a su hombre como le
gustaba, mientras con su brazo lo rodeaba para agarrarle el
pene a Ace. Lentamente, paseó su mano arriba y debajo de
su verga, dibujando los bordes y reclamando esa rgida
longitud. Con el pulgar le acarició la cabeza y por el borde del
glande antes de apretar el frenillo. Ace gimió mientras Brant le
tocaba ese lugar caliente y se mova repitiendo el proceso con
la mano experta de un amante familiar.
Soltando el hombro de Ace, llevó su boca hasta el odo
de Ace.  Bsame. Djame probarla. Y luego fóllatela. Y yo
te follar a ti.
Con un gruido, Ace se giró y lo besó violentamente. Los
labios de Brant se apretaron momentneamente contra sus
dientes antes de ajustarse, y la lengua de Ace se hundió en
su boca dndole el sabor penetrante de su mujer.
No queriendo dejar el coo de Paisley sin atención, Brant
le metió hondamente dos dedos dentro del estrecho pasaje que
lo haba ordeado haca poco. Oh, cómo ansiaba tener ese
fiero calor alrededor suyo pronto& mientras bombeaba dentro
de ella, mientras Ace bombeaba dentro de l, mientras todos
ellos maniobraban para besarse y acariciarse y llevarse
directamente a un orgasmo cegador. Su pulgar rozó el cltoris
55
Letras de Corazón
de ella, y ella gritó, levantando la pelvis bajo su toque.
Arrancando su boca de la de Ace, le susurró  Ahora.
Hazlo ahora.
Ace agarró un condón de su descartado pantalón y se lo
puso rpidamente.
 Movedla ms arriba del colchón  les dijo a Seth y
Tai.
Con ayuda de Paisley, todo el mundo se trasladó hacia la
cabecera de la cama. Ace se colocó entre sus muslos
abiertos. Brant miraba vidamente la polla de Ace, la misma
polla que le haba dado tanto placer a lo largo de los aos,
como se hunda lentamente en la mujer que les llevara ms
placer en los aos venideros. Y era algo que encajaba. Brant
la haba reclamado. Ace la haba reclamado. Y aunque Seth
y Tai probablemente tambin experimentaran el agarre del
prieto coo de Paisley, ella sera tomada y compartida con los
otros dos hombres.
Brant se puso su propio condón y entonces cogió un
paquete monodosis de lubricante que llevaba siempre en los
pantalones para  emergencias . Con precisión consumada, se
lubricó el pene. Sus dedos presionaron el ano de Ace mientras
l se flexionaba dentro de Paisley. Trabajando con los
movimientos de su amante, le abrió y entonces Brant colocó el
glande alineado y buscó su camino hacia dentro, movindose al
unsono con la pareja debajo de l.
56
Letras de Corazón
Paisley pensó que morira de placer. Sus prpados se
abrieron ligeramente cuando sintió el pene de Ace empujando
dentro suyo, movindose fcilmente por toda la crema que ella
misma haba expelido por su intensa excitación. Su matriz
estaba tan tensa por la necesidad, que tema que se echara
a volar cuando se corriera. Seth y Tai tenas sus manos por
toda ella, por su piel extra sensible, y hacindola retorcerse
mientras le succionaban los pechos.
El aire fresco le acarició un pezón cuando Tai lo liberó.
Se puso de rodillas mientras ella vea a Brant moverse detrs
de Ace. La cara de Brant estaba retorcida en una mueca de
puro xtasis, y ella saba sin duda que se haba metido
dentro de Ace. Oh, cómo le gustaba ver a esos dos hombres
juntos. Saber que a Ace se lo estaban follando mientras a su
vez la follaba a ella, casi la lanzó al abismo en un enorme
orgasmo que iba a robarle los sentidos. [ Pobierz całość w formacie PDF ]